Friederike Mayröcker

 

ESOS ARBUSTOS BLANQUECINOS DESDE LA VENTANA

de clemátide o nieve. Espero con ilusión los días

de encuentro y claro de luna monótono, durante la escritura de poemas

ensimismada en lo sagrado en lo benévolo, en mí

una asombrosa alegría. Mientras las cartas enmohecen

cuando llueve, en el buzón. Sutil

ventana con peonías llenas de estrías y cicatrices, afuera el

mundo colapsado.

18/09/2001

 

©Traducción: Geraldine Gutiérrez-Wienken (2013)

 

DIESE WEISZLICHEN BÜSCHE VOM FENSTER AUS

Waldrebe oder Schnee. Freue mich schon auf gemeinsame

Tage und leiernden Mondschein, beim Gedichtschreiben

ganz eingesponnen in das Heilige in das Wohlwollende,

Sprengfreude in mir. Während die Briefe verschimmeln

wenn es regnet, im Postkasten. Haarfein

Päonienfenster voll Schlieren und Narben, die

Welt zusammengebrochen.

18.09.2001

 

©Friederike Mayröcker: Gesammelte Werke (1939-2003). Hg. Marcel Beyer. Suhrkamp, Frankfurt am Main 2012.

 

FRIEDERIKE MAYRÖCKER nace en Viena en 1924. Se forma en la Escuela de Comercio de Viena. Luego del examen estatal en inglés, trabaja de 1946 a 1969 como maestra de inglés en varias escuelas públicas de Viena. Escribe sus primeros textos literarios a los quince años. En 1954 conoce a Ernst Jandl (Viena 1925-Viena 2000), quien fue su compañero y gran amor.

Mayröcker escribe todos los días en una máquina de escribir. Hallamos en su extensísima obra literaria (más de un centenar de libros) una vida hecha escritura. Evocaciones de la infancia y del amor transformadas en un lenguaje sembrado de letanías, cruces de significados, desplazamientos temporales, en las que el pasado y presente se corresponden, frases incompletas, sorpresivos cortes, citas literarias y artísticas, esbozos de textos, conversaciones, frases intervenidas por la [su] cotidianidad, ironía y melancolía.

Friederike Mayröcker im Gespräch [mit Peter Pessl]. In: poet nr. 6, literaturmagazin. Leipzig 2009.

 

Yolanda Pantin, otra muerte de Narciso ǀ Por Néstor Mendoza

Yolanda Pantin, otra muerte de Narciso ǀ     Por Néstor Mendoza

YOLANDA PANTIN, OTRA MUERTE DE NARCISO

«Mano era sin sangre la seda que borraba

la perfección que muere de rodillas

y en su celo se esconde y se divierte»

 

Muerte de Narciso

José Lezama Lima

 

Yolanda Pantin enfoca sus energías vitales e investigaciones en un aspecto que, en ella, resulta definitivo: la extracción de la forma. Ella sigue los pasos trazados por Susan Sontag en un ensayo breve pero ejemplar: la belleza como la cresta de la montaña, como el apogeo de la forma (elemento perturbador), expresado en los volúmenes, las siluetas, la elegancia de un decir vigilado, vigoroso, de «bellas ficciones» que pretendemos poseer mediante diversos argumentos o pretextos. Esa perturbación tiene su origen o raíz, según la escritora estadounidense, en las dimensiones del cuerpo anhelado —quien ostenta la belleza— y en los atributos estéticos de la obra de arte. Continuar leyendo “Yolanda Pantin, otra muerte de Narciso ǀ Por Néstor Mendoza”

Patria y prosodia: el país en un poema de Harry Almela ǀ Por Néstor Mendoza

Patria y prosodia: el país en un poema de Harry Almela ǀ Por Néstor Mendoza

Siempre me llamó la atención aquella imagen suya que me recibió un día de mayo, no sé cuál día de mayo, en el año 2007. Su residencia aún estaba en un pequeño apartamento de Maracay, frente a César Girón y la embestida del toro, monumento de la plaza homónima. Abrió la puerta un hombre con barba blanca y cabello desordenado, tostado de sol, sujetado con una cola de color impredecible: descalzo, con pantalón deportivo y franela. Continuar leyendo “Patria y prosodia: el país en un poema de Harry Almela ǀ Por Néstor Mendoza”